lunes, 29 de octubre de 2012

Película 278 # Año 10


Café de Flore
1 y 2 de Noviembre
Sala Avenida - Jaraíz
21 : 00 Horas



 DIRECTOR

Jean-Marc Vallée

GUION       Jean-Marc Vallée

REPARTO       Vanessa Paradis, Kevin Parent, Hélène Florent, Evelyne Brochu, Alice Dubois, Michel Dumont, Linda Smith

FOTOGRAFÍA       Pierre Cottereau

GÉNERO    Drama. Romance

DURACIÓN       120 Min.

NACIONALIDAD       Canadá

      



SINOPSIS

Narra los destinos paralelos de Jacqueline, madre de un niño en los años sesenta en París, y de Antoine, un DJ de éxito recién divorciado en el Montreal actual. Las dos historias se unen a través del amor. Un amor eufórico, obsesivo, trágico, juvenil y atemporal. Una odisea amorosa mística y fantástica.





CANTOS
   ----------------------------------------
"Obra de un autor en plenas facultades al que, no obstante, se le acaba yendo la mano en esa exaltación de su estilo y su lujuria por el salto sin red: el desenlace enfrenta al espectador a la violencia de ese territorio expresivo donde lo sublime y lo ridículo se funden en un todo" (Jordi Costa: Diario El País)
----------------------------------------
"Filme extraño, hipnótico y onírico al que, sin embargo, le falla la fusión de ambas historias. (...) Por sí solas, son dos pequeñas joyas inclasificables, extremas y turbadoras." (Carmen L. Lobo: Diario La Razón)
----------------------------------------
"Película sugestiva, intensa, que fracasa sin embargo cuando Vallée pretende enlazar las dos tramas en clave mística (...) Puntuación: *** (sobre 4)" (Jordi Batlle Caminal: Diario La Vanguardia)
----------------------------------------
"Salta de una historia oscura y triste a otra más optimista, o al menos, no tan aparentemente trágica. (...) tenemos la sensación de que una de las dos narraciones sobra. De que estamos ante dos películas –muy ambiciosas– en una" (Mariló García: Cinemanía)
----------------------------------------
"Hay demasiado rollito new age dando vueltas por ahí (...) uno tiene la extraña sensación de estar ante una propuesta con un guión sencillamente mejorable (...) Puntuación: *** (sobre 5)" (M. Torreiro: Fotogramas)
----------------------------------------


¿Quién es quién?

Jean-Marc Vallée, nacido en Montreal, Quebec, Canadá en 1963 ya estuvo con nosotros en el año 2007 y vino de la mano  de su simpática y agridulce “C.R.A.Z.Y.” (nuestra película 113), aquella historia de Zach, el chico que reprime sus tendencias más profundas para no perder el amor de su padre.
JMV ha querido tener unas palabras con el corresponsal del Gallinero en Montreal  y con el diario Público:



"Desde el principio supe que la película iba a ser complicada. Es una película rompecabezas, enigma que me ha obligado a hacer un ejercicio mental para conectar todas las putas piezas", confiesa el cineasta, que define Café de Flore como una historia sobre el duelo amoroso. "Lo principal de esta historia de amor es que hay que aprender a dejar ir", sentencia Vallée, que primero dice: "Sí, creo que a las mujeres les cuesta más dejar ir que a los hombres" y luego asegura rotundo: "No, las mujeres de mi vida no son así". "Acababa de vivir una separación, pero no tuvo nada que ver con la de la película", reconoce el director y guionista, que insiste en que ese reciente episodio de su vida no le impide creer en las almas gemelas. "Lo que pasa es que no creo que existe solo un alma gemela".
De hecho, parece que Vallée no comulga casi con ninguna de las ideas de su nueva película. "Hay un personaje que cree que tiene una vida pasada, pero yo no creo en eso, aunque la gente lo piense". ¿Pero forma parte esencial de la resolución de la trama? "Ya, pero no es parte de mi vida para nada. Yo solo quería dar al público la oportunidad de creer o no. Además, el cine es para eso, para inventarse emociones y yo he inventado esta película para poder seguir creyendo en el amor, no en el dolor".


Las notas de Avefría

En CAFÉ DE FLORE la música es sumamente relevante formando parte intima del tejido en el que se sustenta la película; envuelve y enmarca cada minuto de la misma, cada estado emocional de los personajes. El director Jean-Marc Vallée ya se ha evidenciado por aportar un respaldo sonoro destacado a sus anteriores películas. "Estoy tan orgulloso de la banda sonora de “Café de flore”, como de la película en sí", asegura Jean-Marc Vallée.
“Café de flore” va desde el rock and roll a temas de jazz, electro, indie rock, folk, temas de big band, clásicos franceses y sobre todo música electrónica y minimalista. Incluye clásicos en versión chill out de grupos como The Cure, Pink Floyd o Sigur Rós. “Café de flore”es para el espectador una antología de temas y músicas varias.
“Café de flore” surge de la canción homónima de Matthew Herbert que pertenece al álbum, “Indoor Fireworks” (2000) que el músico inglés ha editado bajo uno de sus seudónimos: Doctor Rockit. En este trabajo de Matthew Herbert pueden escucharse temas alejados de las producciones comerciales, dance, funky, electrónica, presencia de ritmos y melodías de jazz, junto con el house más experimental y sorprendente, además de todo lo que a Matthew Herbert, alias Doctor Rockit se le ocurre.
De entre todos los temas de la peli mis preferidos, sobre todo, son:
“Le vent nous portera” de Sophie Hunger, una voz de terciopelo que suele transitar entre el folk, rock el jazz y la música íntima.
“Faith” de la banda de rock británica “The Cure” su álbum más espiritual y el segundo de su "trilogía oscura" (Su primera edición fue lanzada en 1981).
Y también,la creación de este original compositor: “Café de flore” The Matthew Herbert Big Band
¡A disfrutar de la proyección y no olvidéis el paraguas, que llueve. Salud!


Y me parece a mí

Siempre, es demasiado tiempo

Dos historias, con el suficiente tiempo entre ellas para que las almas aterricen y se acomoden. La una tiene lugar en París, la otra en Montreal. Las dos hablan de posesión amorosa y extrema, y a ambas las une una sintonía musical, la que da título a la película.
La presentación de los personajes y el avance de las tramas consiguen que mantengamos la atención y nos interesemos en el momento, que parece no se demorará mucho, en el que chocarán ambos guiones, condenados a converger. Y es ahí donde yo he visto flojear a Jean-Marc Vallée, en la excusa que une las diferentes vidas. El director y escritor introduce un desenlace que escapa de sus manos, que le obliga a someternos a forzados actos de fe y empuja a la película a un vórtice de confusionismo; seguramente con la buena intención de explicarnos un enrevesado triunfo del amor.
Recurrir a lo paranormal o a la gatera de la espiritualidad, máxime cuando no se cree en ello, es un recurso que puede malograr un elaborado trabajo a menos que el realizador canadiense, por encargo, se estuviera dirigiendo a religiones o creencias muy específicas.

Spoiler:
También es posible que yo no haya interpretado correctamente la intencionalidad del director. Tal vez él quiera convencernos de que la relación francesa, entre una madre y un hijo con síndrome de Down, sólo está en la cabeza de la mujer abandonada que da un inmenso rodeo para justificar la pérdida amorosa del hombre que creía, sería suyo para siempre.

Jaht
Café de Flore, fue vista por 65 espectadores
La nota media de esta película, según puntuación de nuestros seguidores, fue: 7,50

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada