lunes, 21 de marzo de 2016

Película 385 # Año 13


El Club
30 y 31 de Marzo
Sala Avenida -Jaraíz-
21:00 Horas



DIRECTOR

Pablo Larraín

GUIÓN: Guillermo Calderón, Daniel Villalobos, Pablo Larraín

MÚSICA: Carlos Cabezas

FOTOGRAFÍA: Sergio Armstrong

REPARTO:  Roberto Farias, Antonia Zegers, Alfredo Castro, Alejandro Goic, Alejandro Sieveking, Jaime Vadell, Marcelo Alonso, Gonzalo Valenzuela, Diego Muñoz, Catalina Pulido, Francisco Reyes, José Soza 

GÉNERO: Drama | Religión. Abusos sexuales 

DURACIÓN: 98 Min.

PAÍS: Chile





SINOPSIS

Cuatro hombres conviven en una retirada casa de un pueblo costero, bajo la mirada de una cuidadora. Los cuatro hombres son curas y están ahí para purgar sus pecados. La rutina y tranquilidad del lugar se rompe cuando llega un atormentado quinto sacerdote y los huéspedes reviven el pasado que creían haber dejado atrás.



¿Quién es quién?
Pablo Larraín Matte (Santiago, 19 de agosto de 1976) es un director de cine, productor y guionista chileno, al que ya tuvimos entre nosotros hace dos años cuando nos trajo su película: NO (estrenada en 2012) sobre el plebiscito de Pinochet del 1988.
Y para que sepamos cómo respira, nada mejor que oír sus propias palabras:  

"En Chile, la derecha es responsable directa, a través del gobierno de Pinochet, de lo que pasó con la cultura en esos años, no solo con la eliminación y la no propagación de ella sino, también, en la persecución de autores y artistas". "La derecha en el mundo no tiene mucho interés por la cultura y eso revela la ignorancia que probablemente tienen, porque es difícil que alguien disfrute o se encante con cosas que no conoce"

Y sus palabras no nacen del odio, si no de la reflexión y el conocimiento, no en balde es hijo de Hernán Larraín, senador y presidente de la UDI, partido chileno de derecha, y de Magdalena Matte, exministra de Vivienda y Urbanismo en el gobierno del multimillonario Sebastián Piñera.

Larraín, a parte de las citadasha firmado los siguientes largometrajes: Fuga (2006), Tony Manero(2008), Post Mortem (2010) y tiene pendientes: Neruda (2016) y Jackie (2017); esta última bajo bandera estadounidense.

En esta ocasión repiten con el realizador los siguientes intérpretes de NO : Antonis Zegers, Alfredo Castro, Alejandro Goic y Jaime Vadell.



Cacareos, Estudios y Análisis

Y como sabemos amados seguidores que os mueve no solo el afán de acumular sabiduría, si no también la curiosidad y, a veces, la picantona salsa del morbo, informar a nuestro público más rural y pedestre, al que amamos de una manera especial (recordad las impagables crónicas del Jarandillano), que El Club no es una ficción que tenga lugar en esos antros de carretera al que son muy aficionados algunos de nuestros ilustres paisanos. No devolveremos importe de taquilla alguno por alegaciones que tengan que ver con el tema de la publicidad engañosa. ¡No!, la casa del póster no es lugar de lenocinio. ¡Queda dicho!

Y aunque lo anterior se pueda incluir en el amplio espectro del análisis antropológico, a lo que nos queríamos referir con eso del estudio es a lo que sigue y que apuntala la vocación viajera de este Cineclub:
53 nacionalidades han contribuido con sus aportaciones a que hasta en el lugar más recóndito de nuestro Gallinero haya huevos de contextura y color diferentes: algunos fueron de oro, otros sirvieron para un banquete; los hay que se rompen y sale una flor (sí, alguna incluso carnívora) y algunos que aún están por eclosionar.... Variedad, ganas de saber, postales sin sobre que hacen soñar, brisas conmovedoras, vientos que acunan, amores extraños, lugares próximos (de hasta 15.000 kilómetros) y oscuridad luminosa.....en fin: CINE de: USA (78), España(61), Francia (50), Reino Unido (23), Alemania (15), Dinamarca (13), Argentina (12), Italia (11), Canadá (10), Irán (9), México (8), China (8), Japón (8), Bosnia (5), Bélgica (5), Corea del Sur (5), Israel (5), Grecia (4), Rumanía (4), Noruega (3), Finlandia (3), Hong Kong (3), Brasil (3), Turquía (3), Polonia (3), Chile (3), Cuba (2), Uruguay (2), Irlanda (2), Holanda (2), Rep. Checa (2), Suiza (2), Austria (2), Eslovenia (2), India (1), Palestina (1), Taiwán (1), Senegal (1), Mongolia (1), Argelia (1), Rusia (1), Suecia (1), Australia (1), Kazajistán (1), Irak (1), Colombia (1), Líbano (1), Afganistán (1), Bielorrusia (1), Arabia Saudí (1), Mauritania (1), Marruecos(1),   Estonia (1) e Islandia (1)

Todo esto cuando llevamos proyectadas 391 películas con la que nos ocupa en esta entrada del blog; ya sabéis, la que se refiere a un Club que no tiene neones intermitentes coronando la techumbre y en el que las "hazañas" del Toribio, el Casimiro y el Hermógenes son peccata minuta comparadas con las barbaridades de algunos elementos que dicen dedicarse a la oración.




Y me parece a mi

Pocas veces se ha llevado al cine con tanta perfección y nitidez el asunto, no menor, de la pervivencia de la Iglesia como institución capaz de salir a flote, tomando las decisiones adecuadas para salvar el barco, aunque para ello haya que ahogar a los marineros.
A una empresa que ya cumplió los dos mil años no le tiembla el pulso cuando hay que enderezar el rumbo. Sus herramientas son poderosas y contundentes y sus capitanes son expertos en el manejo. La mentira, el ocultismo, la perversión, la hipocresía, el transformismo, la manipulación...., son armas que dominan y que engalanan con el adorno de la retórica y la palabra; haciendo creer a sus víctimas que esconden verdad, esperanza, caridad y recompensa en el más allá, si se sufrió en el más acá.

Da lo mismo si para alimentar sus debilidades destripan niños, matan opositores o  trapichean con el diablo; ellos tienen la fórmula para ser perdonados por el Supremo: retiro y oración. No en balde han estudiado teología y dicen ser lápices en las manos de Dios, "el que escribe recto sobre renglones torcidos". "Nada sucede sin que El lo permita", si creyera que lo nuestro es una monstruosidad acabaría interviniendo, se dicen los unos a los otros para justificar sus felonías.

Pablo Larraín que, por sus orígenes conservadores, seguro conoce bien ese aleteo de buitres incombustibles, contribuye en el guión para dejar, blanco sobre negro, el auténtico espíritu de ese antiquísimo e influyente club que juega con las almas de los individuos como los niños malvados lo hacen con las ranas, las hinchan y las dejan caer desde las alturas.

Todo cuanto está escrito por encima aparece en El Club, la obra más meritoria, hasta el momento, del director chileno. Por supuesto que es según mi punto de vista; pero mi comentario que a alguno pueda parecerle poco cinematográfico, creo que condensa la médula del film en el que sus protagonistas: delincuentes sin cárcel, víctimas y representantes de la jerarquía parecen emerger más de la realidad de un documental a bocajarro, que de la ficción tratada en una mesa de montaje.
A quienes duden de mi objetividad puedo aportarles, como currículum de interpretación de guiones de cine, basados en lo eclesiástico, mis seis años de internamiento en un seminario, tratándome con algunos individuos de parecido pelaje al de los padres: Ortega, Silva, Lazcano, Vidal, García y Ramírez.

Claro que hay otras cosas en El Club que merecen ser comentadas: la luz difusa, esa que Dios no ha conseguido "separar de las tinieblas" (Génesis 1), y que tanta suciedad y verismo aporta a la historia. Frases para enmarcar, que no son de mi zurrón: lo de la "longeva empresa que dura 2000 años" (está en el guión) y "Si se acaban los pobres se nos acabarían los santos, y eso sería gravísimo" lo dice el cura castrense, fiel servidor de Pinochet. También la colocación de la cámara y el seguimiento que hace de los personajes es digno de tener en cuenta, pòr momentos escuchamos el nauseabundo aliento de confesor morboso que come caramelos de eucalipto...... Pero todos estos hallazgos, de buen profesional, no son si no herramientas que utiliza Pablo Larraín para contar un dantesco episodio, más usual de lo que pueda parecer.
Por supuesto que la institución tendrá valores positivos que se habrán encargado de remarcar otras películas, sobre todo si colaboraban en el presupuesto; pero en la visión de Larraín esos argumentos no están y no seré yo el que estropee una buena obra dulcificando mis conclusiones.

Las actuaciones rayan el perfeccionismo. El método de trabajo de estos actores, muy habituales en la filmografía de Pablo, consiste en hacer desaparecer al intérprete dentro del personaje; y lo consiguen de pleno. Fundamental cuando el director quiere trasladarnos una desazón del calibre de la que nos ocupa.

El Club se la recomendaría a todo el mundo, pero especialmente a los creyentes y practicantes de la Iglesia Católica que deberían adoptarla como un ejercicio de autocrítica y no como un ataque anticlerical. 
Jaht
El Club fue vista por 33 espectadores  
La nota media, según los seguidores del Gallinero fue: 8,30


Estaba pasando 
  • El PSOE anuncia una reunión a tres con Podemos y C's
Antonio Hernando prevé que la cita sea el lunes. Pedro Sánchez se sumará a las negociaciones si su presencia puede ayudar a un acuerdo.
  • El empresario Enrique Ortiz reconoce al juez que financió al PP de Valencia ilegalmente
Los abogados del constructor admiten íntegramente en su escrito defensa que han presentado ante la Audiencia Nacional las acusaciones de Anticorrupción y del PSOE
  • La Policía turca mata a refugiados sirios que tratan de cruzar la frontera
Hasta 16 personas, entre ellas tres niños, han sido asesinadas a tiros durante los últimos cuatro meses por guardias fronterizos turcos.
  • Julio Anguita, sobre el concejal de Podemos en Jaén encarcelado: "Es una víctima de la Justicia"
El ex coordinador federal de Izquierda Unida defiende en un vídeo que la Ley de Enjuiciamiento Criminal solamente sirve para detener y juzgar a "las personas que roban gallinas" y a "quienes luchan por la justicia y por los derechos sociales".
  • Fallece el Nobel de Literatura húngaro Imre Kertész
Fue el primer escritor de su país en alcanzar dicha distinción. Ha fallecido a los 86 años.
  • Muere a los 67 años el actor Paco Algora, eterno por sus papeles en 'Barrio', 'El abuelo' o 'Curro Jiménez'
El intérprete participó en seis películas de José Luis Garcí pero también se puso a las órdenes de Gutiérrez Aragón, León de Aranoa, Aranda o Fernán Gómez. Fue una de las caras más reconocibles de la televisión en los años de la Transición.


Una mujer camina junto a unas pintadas en contra de los drones estadounidenses y los ataques de Estados Unidos contra supuestas pociones de Al-Qaeda en Saná, Yemen. EFE/Yahya Arhab
Una mujer camina junto a unas pintadas en contra de los drones estadounidenses y los ataques de Estados Unidos contra supuestas pociones de Al-Qaeda en Saná, Yemen.

2 comentarios:

  1. Anónimo28/3/16 0:42

    Querido Jhat. ¿Te dije alguna vez que me gustan " Y el me parece a mi"? Pues si no lo hice, en esta ocasión como en otras muchas salgo muy contenta y feliz de leerte. Este Cacareo Estudio y Análisis, ya me parece de lo más exquisito y sublime, que he escuchado sobre los huevos de este, nuestro gallinero. Gracias Jaht.
    Lourdes.

    ResponderEliminar
  2. Ave Fría3/4/16 21:20

    Coincido con la amiga. Este " Me parece a mí" me resulta antológico, lúdico, veraz, írónico, agrio, dulce, alegre, quejicoso, reivindicativo... Poético.
    Felicidades por tan bello texto. Gracias

    ResponderEliminar