domingo, 12 de enero de 2014

Película 324 # Año 11


La Mejor Oferta
16 y 17 de Enero
Sala Avenida - Jaraíz
21 : 00 Horas


DIRECTOR

Giuseppe Tornatore

GUIÓN:Giuseppe Tornatore

MÚSICA: Ennio Morricone

FOTOGRAFÍA: Fabio Zamarion

REPARTO: Geoffrey Rush, Jim Sturgess, Sylvia Hoeks, Donald Sutherland, Philip Jackson, Dermot Crowley, Liya Kebede, Kiruna Stamell

GÉNERO: Intriga. Romance. Thriller. Drama | Drama romántico. Pintura

PAÍS: Italia    DURACIÓN: 131 Min.






SINOPSIS

Virgil Oldman (Geoffrey Rush), un hombre solitario y excéntrico, es un experto en arte y un agente de subastas muy apreciado. Su vida transcurre al margen de cualquier sentimiento o emoción hasta que conoce a una hermosa y misteriosa joven (Sylvia Hoeks) que le encarga tasar y vender las obras de arte heredadas de sus padres. Esta joven, que sufre una extraña enfermedad psicológica que la mantiene aislada del mundo, transformará para siempre la vida de Virgil.

¿QUIÉN ES QUIÉN?

Esta es una de esas películas repleta de nombres ilustres que conviene remarcar por pura justicia. Comenzando por Giuseppe Tornatore, alma del proyecto, sin duda uno de los directores italianos que tomaron el relevo de los inmortales (Rosellini, Passolini, Fellini, Visconti, Antonioni, De Sicca, Bertolucci, etc.-...).
Este realizador nacido cerca de Palermo en 1956 y padre de
Cinema Paradiso  también es director, entre otras, de: El profesor, Están todos bien, Pura formalidad, La leyenda del pianista en el océano, Malèna....

Salvo en su primera película, El profesor, la música de las películas de Tornatore ha sido siempre del inmenso Ennio Morricone (Roma, 1928) que, aunque esto sea adentrarme en el terreno de Avefría, necesita un homenaje del Gallinero. Solo decir que, entre otras, este hombre puso música por ejemplo a: Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio,  El bueno, el feo y el malo, Hasta que llegó su hora, Días del cielo, La misión,  La batalla de Argel, Las manos en los bolsillos, Érase una vez en América, Los intocables de Eliot Ness, Teorema, Novecento, La luna, Operación Ogro, Sacco y Vanzetti, Vatel, Frenético, Átame,... y 500 títulos más.


A destacar también la primera aparición en nuestro Cineclub del buen actor australiano (1951)  Geoffrey Rush ganador de un Óscar (Shine 1996), dos Globos de Oro, tres BAFTA, cuatro del Sindicato de Actores, un Emmy y un Tony, siendo uno de los pocos actores que ha ganado los seis premios más importantes de la interpretación. Le recordaréis, entre otras películas, por: Los Miserables, Quills, Lantana, Frida, Crueldad Intolerable, Llámame Peter, Munich, El Discurso del Rey.....

En esta ocasión, con un papel secundario, aparece el sin par Donald Sutherland (Canadá,
1935) actor versátil que trabajó, por citar algunas en:

Doce del Patíbulo, M*A*S*H, Orgullo y prejuicio, El arte de la guerra, La sombra del lobo, JFK: caso abierto, El ojo de la aguja,
Asesinato por decreto, La invasión de los ultracuerpos, Novecento, Johnny cogió su fusil, Klute, Los violentos de Kelly

 Y me parece a mi
El peletero sin piel
Película polémica, de esas que hacen que los críticos desenvainen sus lenguas: para atacarla o defenderla. Y como en el término medio dicen que está la virtud, y aquí está claro nadie aspira a eso, tal vez por las connotaciones religiosas del término, los espadachines se meten con su madre o la elevan a los altares. En general, a la gente, a aquellos que no defienden más que sus propios intereses, les gusta, sin más, porque tienden más a quedarse con lo positivo y pasan por alto algunas licencias del guionista y director.

Sin duda es efectista pero esto no hay porqué considerarlo negativo, a todos nos gusta que nos sorprendan. Los que, por contra, opinan que es muy predecible, se ahorrarán desafortunadamente el ejercicio mental que te mantiene despierto y espectante ante lo que va a suceder; lo que demuestra una vez más que ser demasiado inteligente también tiene sus inconvenientes. Un buen gourmet nunca disfrutará de una comida poco elaborada, ¿pero esto es bueno o malo?; si de lo que se trata es del disfrute que ¡viva el cacho de pan con queso!. ¡Bueno!, esto último forma parte de mis disquisiciones y espero no lo tengáis en cuenta a la hora de valorar mis capacidades críticas.

En fin, yo creo que está bien. La mejor oferta no es, valga la redundancia, la mejor obra de Tornatore; por encima de ella están, para mi gusto, Cinèma Paradiso, Pura formalidad, e incluso El hombre de las estrellas, pero tampoco sería justo ningunearla. Eso sí, es más disoluble en el tiempo que las que he nombrado. Te hace pasar un buen rato, aunque tampoco considero que sea un buen soporte para discusiones filosóficas sobre los engranajes del tiempo, la relatividad de las cosas y las contraindicaciones del amor.
Jaht
La Mejor Oferta fue vista por 67 espectadores
La nota media de esta película, según puntuación de nuestros seguidores, fue:8,70


Notas del Avefría

Los espectadores del CineClub “El Gallinero” están de enhorabuena: Ennio Morricone, el maestro, ha vuelto.

En la B.S.O. de “La mejor oferta”, nos vamos a encontrar con una partitura compleja, de carácter íntimo y críptico, pensada para describir la pesarosa psicología del protagonista, la esencia de sus obsesiones y  sus incertidumbres, dando lugar a  una música desigual, voluble, rota, de tono dolorido y desesperado. Una bella y singular recreación del maestro Ennio Morricone.

"E. Morricone, como compositor y cineasta, ha contribuido decisivamente a lo largo de décadas a hacer del cine el Séptimo Arte y es uno de los que más han moldeado el concepto de guión musical, que supera abiertamente el facto de poner música a una película y la adentra en terrenos narrativos... 
…Nadie como él ha abierto tanto el objetivo de la cámara (musical), nadie ha multiplicado tantas posibilidades expresivas y narrativas en el cine… A sus 84 años, estrena “La mejor oferta”,  en su nueva colaboración con Giuseppe Tornatore, el maestro romano aplica fórmulas propias (viejas) con música (nueva), en una alquimia mágica, inteligente, en muchos momentos fascinan… E. Morricone hace una estupenda jugada con la música, que le sirve tanto para ambientar el entorno, explicar al personaje y, lo más importante, meter al espectador dentro de su psicología, empatizando con él". (“FOTOGRAMAS.ES”) 

"Volti e fantasmi" es un tema hechizante, perverso, retorcido, elaboradísimo, con la maravillosa voz soprano de la eterna Edda Dell’Orso, colaboradora de Morricone desde los primeros trabajos del compositor. Es el canto de una sirena que atrae hacia un abismo del que es difícil escapar.



¡Morricone ha vuelto, disfrutemos, porque esto cada vez es menos habitual!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada