sábado, 16 de enero de 2016

Película 376 # Año 13


La Mirada del Silencio
(The Look of Silence)
20 y 21 de Enero
Sala Avenida -Jaraíz-
20:30  Horas



DIRECTOR

Joshua Oppenheimer

GUIÓN: Joshua Oppenheimer

MÚSICA:  Seri Banang, Mana Tahan 

FOTOGRAFÍA:  Lars Skree

REPARTO: Documental

GÉNERO: Documental | Documental sobre Historia. Crimen 

DURACIÓN: 103 Min.

PAÍS:Dinamarca




SINOPSIS 

A través de la obra cinematográfica de Joshua Oppenheimer (The Act of Killing) sobre los responsables del genocidio en Indonesia, una familia de supervivientes descubre cómo fue asesinado su hijo y la identidad de los hombres que lo mataron. El hermano más joven se decide a romper ese silencio y miedo con el que viven los supervivientes, enfrentándose a los responsables del asesinato de su hermano, algo inimaginable en un país en el que los asesinos siguen en el poder.



¿QUIÉN ES QUIÉN?
 Joshua Oppenheimer  nació en Austin (Texas) en 1974 y está afincado en Copenhague (Dinamarca). Por sus vivencias en esta parte del mundo es un experto en temas que tienen que ver con Indonesia; lugar en el que, ya en el 2003, realizó su documental: Las cintas de la globalización, una colaboración entre el Sindicato de Trabajadores de Plantaciones Independientes de Sumatra (Indonesia), la Unión Internacional de Alimentos y Trabajadores Agrícolas (UITA), y Visión Artificial (Christine
Cynn, Joshua Oppenheimer, Michael Uwemedimo, Andrea Luka Zimmerman ).

Para entender este documental que nos ocupa, es interesante conocer su anterior trabajo: The Act of Killing (El acto de matar). En él consigue que los verdugos anticomunistas, que acabaron con la vida de al menos un millón de personas, confiesen pública y orgullosamente sus macabras "hazañas". 


Bueno es también conocer algo sobre la historia más reciente de Indonesia: república ubicada entre el Sudeste Asiático y Oceanía.Comprende cerca de 17.508 islas y según estadísticas del año 2015 posee más de 255 millones de personas, con lo cual es el cuarto país más poblado del mundo. Además, es el país con más musulmanes del planeta.

Holanda fue la potencia dominante en toda la zona desde principios del siglo XVII hasta su independencia, reconocida por los Paises Bajos en 1949; aunque Sukarno, autoritario líder nacionalista la había proclamado en 1945 aprovechando la invasión y posterior hundimiento de los japoneses. El 30 de septiembre de 1965, un intento de golpe de estado fue contrarrestado por el ejército, quien dirigió una violenta campaña anticomunista, durante el cual se atribuyó al PKI (Partido Comunista Indonesio) la intentona, siendo disuelto el partido. La posterior represión es la que se cuenta tanto en The act of killing como en esta estremecedora La mirada del silencio.

 

Y me parece a mi

Y ahora dígame: ¿está orgulloso de pertenecer a la raza humana?

Aquellos que sostienen que el ser humano es bueno por naturaleza, comenzarán a dudar tras ver esta, junto a The act of killing, obra impagable de Joshua Oppenheimer. Nadie puede aprender tanta maldad en la corta vida de un animal inteligente; y es que cuesta hablar de personas cuando escuchamos el orgulloso testimonio de quienes destripaban, degollaban, humillaban y se bebían la sangre de sus víctimas (según ellos como medida de precaución de accidentes laborales, pues esto impedía que se volvieran locos). Cuentan y cantan los asesinos, en su estúpida ignorancia, que deberían ser reconocidos y premiados por los USA que les enseñaron a odiar a los comunistas; y que lo pasado, pasado está, que ese millón de seres torturados y decapitados son el precio que había que pagar para tener la democracia que tienen.

Este vergonzoso episodio de la humanidad, como otros muchos, no aparecerá en los libros de historia, y menos en los colegios indonesios, porque todos sabemos que la historia la escriben los vencedores y está claro que ni el millón de exterminados ni sus familias han ganado nada; ni siquiera el reconocimiento de la atrocidad ni el balsámico arrepentimiento de los verdugos.

Pero lo que convierte esta matanza en una monstruosidad sin precedentes, no son ya los métodos y vanagloria de los carniceros, es el silencio cómplice de quienes colaboraron con su cobarde pasividad en los últimos años de Sukarno y los primeros del "nuevo orden", apoyados por los Estados Unidos y los inversores extranjeros, a quienes no les importó acumular riquezas sobre los cadáveres de los sindicalistas, para satisfacción de los cargos políticos corruptos y comisionados. Es obsceno, después de que gracias a la heróica labor de Joshua y otros, como nuestro profesional de la optometría, se hayan desvelado los hechos, que nadie mueva un músculo para restablecer la dignidad de los agredidos por la injusticia salvaje.
La cruel hipocresía de las religiones, acompañada del terrorismo de quienes inventaron el término para justificar sus vendettas, y así entronizar su poder y el de sus intereses económicos, nos seguirá llevando a matanzas que restan fuerza moral a estos falsos profetas de las "democracias" y las libertades de los pueblos.

Y de ahora en adelante no diga valiente, diga Joshua, o diga Adi.
Jaht
La Mirada del Silencio fue vista por 35 espectadores La nota media, según los seguidores del Gallinero, fue de: 8,80



ESTABA PASANDO 
  • La cúpula policial filtra información a prensa afín para desprestigiar a Podemos y a Iglesias
 El 'número dos' de la Policía, el comisario Eugenio Pino, y el comisario José Villarejo se reunieron con el periodista Eduardo Inda el pasado lunes para preparar el serial de reportajes que acusan a la formación morada de recibir millones de Irán y Rusia. Sus pesquisas sin orden judicial y sus filtraciones a Inda pueden constituir un delito de revelación de secretos.

  • La OIT asegura que el paro tardará diez años en volver a niveles anteriores a la crisis
En el informe se precisa que este año la creación de empleo será de un 0,9% y que se estancará en el 2017. Además, la tasa de población activa descenderá ligeramente hasta situarse en el 58,2%.

  • Muere el cineasta italiano Ettore Scola a los 84 años
Director de filmes como 'Una giornata particolare' y 'La Famiglia', fue uno de los realizadores más destacados del cine italiano.

  •  Jiménez Losantos lamenta no llevar un arma para disparar a Errejón, Bescansa o Maestre
El locutor dice que cuando ve a los dirigentes de Podemos le sale "el agro" y, que si llega a llevar una escopeta, dispararía. "Menos mal que no la llevo", finaliza.

  • El Gobierno empuja a los escritores veteranos a abandonar la literatura

Los creadores con más de 65 años tienen que elegir entre cobrar la pensión o seguir escribiendo. Algunos, como Antonio Gamoneda o Luis Landero, ya han asegurado que dejarán de publicar.
  •  Litvinenko fue "probablemente asesinado" por orden directa de Putin

Según las conclusiones de una investigación judicial en el Reino Unido, las probabilidades de que dos agentes rusos siguieran las órdenes de la inteligencia rusa son "elevadas".

  •  Noventa de las principales fortunas del mundo tienen su origen en la industria farmacéutica

Un informe de la ONG Oxfam Intermón alerta sobre la capacidad de movilización de las farmacéuticas, que en 2014 invirtieron 228 millones de dólares en influir en EEUU.

 
Varios inmigrantes intentan entrar en calor con un brasero en el campamento cerca de Dunkerque, donde viven alrededor de 2.500 de refugiados

3 comentarios:

  1. Ave fría22/1/16 13:04

    USAR EL MEDIO CINEMATOGRÁFICO PARA TRATAR DE LUCHAR CONTRA LA MENTIRA Y LA CENSURA
    ¡Magnífico documental se ha pasado esta semana por El Gallinero!

    Estoy pensando en aquella escena en la que la cámara del documental penetra en una escuela pública de Indonesia y nos presenta al profesor de Historia disertando libremente acerca de los acontecimientos ocurridos en Indonesia durante el año 1965. (En esta fecha el ejército se levantó contra los comunistas, estableciéndose como una dictadura y ejecutando una terrible matanza que alcanzó a más de un millón de personas). En el discurso del enseñante se apuntalan las ideas que sustentan la manipulación histórica, tratando de convencer a las futuras generaciones; fueron los comunistas los crueles, que además no eran creyentes y encima eran promiscuos... De este modo, con el paso del tiempo, la mentira mil veces repetida parece convertirse en realidad.
    Joshua Oppenheimer, nos conduce a reflexionar acerca de cómo estos métodos penetran tan profundamente en una sociedad atemorizada y dominada, que la llevan a mantener en el poder del país, de manera democrática, a los mismos asesinos y manipuladores, ahora que ya no se encuentran en una dictadura.

    ResponderEliminar
  2. El Gallino Malaspatas24/1/16 13:03

    Usted me conoce, yo no soy un imberbe como el Pollito. Tengo ya mis años. Voy para pájaro viejo de carnes magras. Pero conservo buena memoria. Lo que cuenta Oppenheimer produce espanto. ¿Pero hace falta viajar a un país tan alejado y atrasado como Indonesia? En los años 60, no hace tanto, los chavales que como yo nos sentábamos en los pupitres escolares escuchábamos mensajes parecidos de nuestros maestros. También echaban mano de la religión para manipular a los estudiantes. Los rojos no eran más que un atajo de ateos y criminales se dedicaban a llevar una vida libertina, a matar curas, violar monjas y tirar al río las imágenes de la Virgen Pura. Eran el Coco, ¡qué miedo!
    Querida Ave Fría la escena a la que usted alude me recordó, desgraciadamente, escenas vividas en mis años escolares. Este también es un país de memoria frágil. A algunos de aquellos maestros todavía me los cruzo por la calle. Los que diseñaban aquellos programas escolares se lavaron la cara y siguieron gobernando bajo otras siglas. Con el tiempo algunos han muerto, a sus herederos todavía se les escucha graznar de vez en cuando...

    ResponderEliminar
  3. También existe, en España, la mirada acusadora de esa viejecita, sentada en el borde de la fosa común, esperando recuperar los huesos de su padre, para fundirse con ellos en la eternidad de la memoria de quienes no tienen miedo, ni odio, ni nada que ocultar.

    ResponderEliminar